16 de Julio del 2019
V  Eclipse de luna






La maduración

Queridos lectores, hace unos días les contaba sobre el eclipse de Sol que se realizó en una fase lunar nueva. Hoy esa fase ha madurado a su forma plena que conocemos como luna llena.
Esta particularidad está formada por una luna nueva en eclipse solar y una luna llena en eclipse lunar dentro del mismo mes y bajo el mismo signo, Cáncer en este caso, nos viene a hablar de un proceso en desarrollo. Algo hemos dicho en nuestro artículo anterior.
Como ya les he escrito en otro momento: “No hay mayor oscuridad que la propia, no hay mayor ignorancia que la propia y a esta altura del camino ambas convergen. Temiendo al filo del tiempo que corta toda arrogancia, me atrevo a delinear el momento cósmico que nos toca enfrentar”.

Los portales y el umbral

Cada fase lunar abre un portal, durante los eclipses de luna estos portales se tornan umbrales. Los más complejos son las lunas de sangre, abismos insondables.
La tierra se interpone en el flujo vital de Luz entre el Sol y la Luna, tiñendo a esta última de la oscuridad acumulada en la tierra. La luna es un espejo que refleja lo invisible, lo oculto. Lo espejado será algo que trataremos más adelante.





Si bien son claramente malas aspectaciones, debemos tener claro que cómo toda mala aspectación si es aprovechada ritualmente o espiritualmente invierte su carga, transformándose en una fuente inagotable de vida, superación y crecimiento exterior e interior. 

El Cosmos

El eclipse del 16 de julio será visible en su totalidad en la mayor parte de Europa, África, Medio Oriente, Asia central, América y Australia.
En la Argentina y en el Uruguay se activará la fase penumbral a las 15:44 hs (18:44 hs UTC), llegando a su climax a las 18:31 hs. El fin del eclipse será a las 19:59 hs y concluirá la fase penumbral el día 17 de julio a las 00:17 hs.
El eclipse lunar está en conjunción con la dupla reinante Saturno-Plutón cuyo mandato se inició en el 2017 y concluye a fines del 2020. Esta particularidad que se da cada 35 a 36 años le otorga al eclipse una potencia descomunal.
Cada lunación de por sí ya es potente, de hecho hay toda una astrología que se ha basado en la Luna por encima del paradigma solar. Si a esta potencia le sumamos el eclipse que es una gran fuerza negadora y a la vez reveladora. Con más al sumarse la conjunción de Saturno-Plutón. Todo esto sobre el nodo Sur en casa I (1). Por el lado del Sol en oposición a la Luna tenemos otro grupo que tracciona hacia el lado opuesto. Este cónclave está formado por Venus, Mercurio y Marte. Este último en cuadratura con Urano.
Como si esto fuese poco: Mercurio, Quirón, Júpiter, Saturno, los Nodos, Neptuno y Plutón están en fase retrógrada (tema del que ya hemos hablado). 
La Luna negra se ancla en la tercera casa anidando en Piscis. Júpiter sigue en la suya (como dice mi asistente) en Sagitario en casa XII (12).


El presagio

Este eclipse agita el inconsciente, genera turbulencias internas y viene a concretar la energía generada por el eclipse solar del 2 de julio.
La luna negra parasita a la tercera casa astral extendiendo su sombra a lo que se dice y a lo comunicacional en general. Esta energía perversa fagocita a los hijos de Eva (los humanos), los rigidiza y los vuelve inflexibles y sentenciosos. Genera polémicas y críticas. 
Sumemos esta última energía a la potencia del eclipse y tendremos un combo explosivo. Un psiquismo que acumula malestar en su imaginario y genera una actitud beligerante. Todo al servicio del mal-entendido.
Marte en cuadratura con Urano se llena de sangre. Explota su libido sexual y guerrero, busca batalla, busca que se derrame sangre. Si la violencia explota será imparable. Grandes dolores para el mundo. Todo genera una gran confluencia que llevará a potenciar los problemas con la autoridad. Se vivirá en este periodo una gran intolerancia.
Todas estas influencias se irán complejizando más allá del eclipse. Si bien su influencia será visible y palpable irá tomando estado público o mejor dicho manifestándose a partir de mediados de agosto y principios de septiembre cuando los planetas retrógrados se vuelvan directos.
El punto de fortuna está opuesto al ascendente (que anida en Capricornio) con lo cual el camino hacia la liberación de estas energías será muy trabajoso e infortunado.


Beneficiados y damnificados

Los naturales de Cáncer se verán eclipsados como le ocurre a su regente (la Luna) serán proclives a las explosiones emocionales y verán exacerbada su naturaleza autorreferencial y sentenciosa.

Escorpio florecerá con la luna eclipsada. Su fortaleza crecerá  y dejará descansar un poco, sólo un poco, su actitud autodestructiva y auto enjuiciante. Será de los pocos signos que conserven y aumenten su vitalidad. Aunque deberán encontrar una manera de liberar la ira dada por la frustración que vienen acumulando.

Mis queridos geminianos, dejarán descansar sus neurosis para enfocarse en las ajenas. Aunque sus lenguas estarán más afiladas de lo habitual.

Tauro necesitará contención emocional y física ya que los toros estarán desbocados en todos los órdenes y en especial en lo sexual.

Los centauros continuarán brillando, serán los grandes visionarios del zodíaco, verán todo con crudeza. Por ello necesitarán tener cuidado con las frustraciones y con las cosas que los lastiman, como el rencor ajeno, la intolerancia o el desamor. La crueldad podría anularlos en todas sus potencias.

Aries no tolerará su propia inestabilidad y aún en contra de su naturaleza requerirá establecer un diálogo verbal con aquello que genera dicha falta de estabilidad. Momento de ira y muy explosivo ya que su regente es un joven Marte acosado por Urano. Época de malos entendidos, no juzgue a la ligera.

Los siempre serviciales virginianos tendrán una época en que deberán enfrentar sus problemas de manera directa (cosa contraria a su naturaleza) intentando mantener la calma.

Leo necesitará enfocarse en acallar su pensamiento. Está saturado  volviéndose irascible, lo cual lo anula en sus potencias. No busque ser reconocido, no es el momento. 

Libra en su desequilibrio se matendrá en pie sin mayores conflictos si logra contener o anular su lado culpógeno. No tema por su salud, es una época de muy poca vitalidad. El intelecto se halla menguado.

Los capricornianos requerirán una desintoxicación especial, durante y luego del eclipse, no sólo de lo biológico sino de lo emocional y de lo social. Época en que el entorno se sentirá opresivo, agresivo y desafiante. Ponerse a la defensiva sólo atraerá a más depredadores.
Piscis se verá en una
 situación compleja porque la luna negra enturbiará todos sus asuntos. No entre en discusiones ya que hay mucho peligro de ser devorado por el conflicto.

Los acuarianos, siempre cambiantes, no deberán tomar decisiones a la ligera. Tómense su tiempo y alejen sus prejuicios.


La puerta oscura

Cómo se ha visto, este no es más que un umbral de pasaje.
No nos abandonemos a los embates del afuera, fortalezcámonos en el interior y tomemos conciencia de la propia oscuridad.
Según la fe o espiritualidad que se posea, con purificaciones y esperanza, transitemos este umbral.   


Especial recordación

Entre mis lectores había una muy especial, se llamaba Mercedes. Se tomaba el trabajo de marcarme errores de redacción y de correlato lingüístico. Una apasionada por esta columna astrológica, y al decir de mi asistente, que gustaba de mi forma de escribir.
En ella era especialmente admirable la amorosa devoción por la Gran Sacerdotisa del fin del mundo y la afectuosa admiración por Rabí, el Alquimista.
Fue genio y figura aún después de la sepultura ya que aparentemente sigue muy activa. Por lo que supe fue Beatificada por la “Obra para la Salvación del Mundo” de la VMRF. No pudo dejar de dar testimonio de la Verdad ni aún después de nacida al Cielo, siempre coherente tanto en la vida como después de ella.
Mis respetos en su aniversario sean para su familia espiritual, la única que la supo cobijar. Qué rara y maravillosa la Obra que en vez de generar lápidas otorga vida a nuevas estrellas en el Firmamento.
Hoy ese Cielo del Padre de todo lo creado cuenta con una luminaria más.


Gabo Abad. Astrólogo y Futurista


Eclipse total de Sol
2 de julio del 2019

 “Eso que veo es un adelanto de la Gracia celestial, ¿Por qué creo que hay más para realizar? Si entré en Él-Todo que es... Yo soy lo que Él es, no hay más”
+ MEM om – epigrama 761 La vía del agua 3


Introducción

Queridos lectores, un eclipse total no se puede dejar pasar. No voy a volver a explicar que es un eclipse, creo que eso ya lo saben.

Les dejo a modo gráfico un esquema del eclipse y los nodos lunares



El eclipse total

El día 2 de julio a las 15:23 hora de Argentina (12:23 UTC) se iniciará el eclipse de solar que encontrará su plenitud entre las 16:38 y las 16:41 hs.

Este eclipse es la trompeta que anuncia un nuevo ciclo. Se abre un periodo de transición y cambio hacia el 2 de diciembre hasta donde perdurará su efecto con la salida de Júpiter de manera definitiva de Sagitario. Este efecto se sumará al del solsticio (ver artículo anterior).

Los Aspectos y el mapa celestial

El eclipse se dará bajo el signo de Cáncer en la casa séptima en coincidencia con el eje nodal y en oposición a Saturno y Plutón en Capricornio (en casa II -2-). 

El ascendente del eclipse es en Sagitario por ende en casa I (1) en cuadratura a Neptuno y en conjunción al Punto de Fortuna. Este Neptuno comparte la casa 4 con Quirón y la luna negra.

Con Palas (y Eris) en cuadratura al eje nodal, al eclipse y al combo en Capricornio. Con una oposición muy marcada a Quirón.

Urano (casa 5) está en cuadratura con Marte y Mercurio (casa 8).




Los signos cardinales

Los signos cardinales son aquellos cuyo inicio coincide con un equinoccio o un solsticio: Aries, Cáncer, Libra y Capricornio. Son Signos que encabezan los cambios aunque les cuestan mucho las conclusiones.

Estos signos nos darán la clave para entender el eclipse.

Desde el 2008 Plutón entró en Capricornio, esta energía influye en los cuatro signos cardinales exigiéndoles cortar con las ataduras o mandatos de su historia y llevándolos a exponer su psique al mundo como medio de superación (exposición que aborrecen visceralmente). Muchos de sus prejuicios se basan en traumas de su pasado, despojarse de ese lastre es la clave válida desde el 2008 y lo será hasta enero del 2024. Esta energía se ve potenciada por el ingreso de Saturno al mismo Capricornio a fines del 2017.

Nada es lo que parece

Este eclipse mantiene su naturaleza de portal abismal pero también posee un doble filo. Por un lado el filo abismal y por otro el que viene a cortar con una energía bastante negativa que viene del último equinoccio. 

La familia de origen se hace presente trayendo desafíos en relación a un pasado olvidado o que se quiere olvidar. Esta imposición traerá una gran incomodidad como base pudiéndose hasta manifestar una enfermedad corporal, psíquica o espiritual. El núcleo de la misma nos revelará la forma de superarla y así poder superponerse a los dolores del pasado. Transmutar ese sufrimiento nos llevará a una nueva profundidad de la vida espiritual.

Por un lado Cáncer intentará tironear a la persona para que se quede en un lugar seguro y en lo posible confortable. Pero Capricornio que se halla del otro lado de la soga previene sobre la piedra en el camino e insiste en superarla.

Cambios y movilizaciones con Sagitario y Júpiter en el ascendente. Expansión y proyección espacio temporal. Nuevos horizontes y la gran promesa de un renacer del dolor.

Este tironeo hará sufrir a las naciones y los dolores del mundo se intensificarán. En su interior el hombre vivirá esas repercusiones como puede.

Hay basura en nuestro interior tapando el tesoro que allí anida. Este abismo eclipsíaco realza a ambos. El humano y la naturaleza se debaten entre dos fuerzas: el orden vivificante y la onírica visión de un ego que busca satisfacerse en la comodidad de su zona de confort.

Signo por signo

ARIES: Vivirá intensamente el tironeo entre lo público y lo privado. Buscará definir nuevas metas y objetivos en su vida.

TAURO: En los desplazamientos encontrarán la posibilidad de superación. Tanto los geográficos (viajes) como los internos.

GÉMINIS: Vivirá un momento confuso, muy intenso aún para su confusa naturaleza. Lo material traerá incertidumbre. No es época para una doble moral.

CÁNCER: periodo de altísima tensión con el afuera. Escuchen, no juzguen, no hablen. Saturno les indica un gran ascetismo. Bastante hemos detallado anteriormente la situación de los cangrejos.

LEO: Momento de introyección. La búsqueda de empatizar con el otro es fundamental ya que las actitudes de los leones y leonas son muy agresivas para los demás. No se agoten sepan descansar.

VIRGO: Se sentirán con mucha energía, se acelerarán y buscarán ser reconocidos. Muy buenas oportunidades laborales si las saben aprovechar. No es época propicia para innovar en la pareja.

LIBRA: Periodo de gran tensión. El crecimiento en los estudios y la profundización del saber les traerá grandes beneficios.

ESCORPIO: Algo de claridad mental en medio de tanta neblina psíquica. Verán el mundo que los rodea sin filtro. Su propio veneno los amargará ante tanta realidad. Cuiden lo laboral ya que será fuente de inseguridad hasta el 2 de diciembre. No tomen decisiones apresuradas.

SAGITARIO: Pleno y radiante puede pecar de exceso de seguridad y confianza. Puede desatender el hogar y al frente interno. El mundo lo aclamará. Serán las palmas que anteceden al martirio que los espera en el 2020. Cuídense el 2 y el 16 de julio. El expansionismo sagitariano se verá normado por un muy saturnal Capricornio con lo que su Júpiter tronará.

CAPRICORNIO: Ceder y tolerar. Aceptar lo imperfecto e incompleto. Grandes desafíos para los caprinos que quieren dirigir la situación de una orquesta que aún desafina. La tensión de este eclipse se irá incrementando hasta el día 16 de julio donde otro eclipse colmará la copa.

ACUARIO: no tolerarán depender de nadie y que nadie dependa de ellos. La vida social les pide muchos cambios a nivel psicológico a fin de empatizar con el medio. Momento ideal para comenzar a cuidar la salud con alguna acción por mínima que sea. No es época apara derrochar.

PISCIS: estarán dispersos en muchas cuestiones sociales y particulares. Lo ideal sería plantarse bien con los pies sobre la tierra y discernir que se puede y que no. La omnipotencia será su peor enemigo

La brecha entre eclipses

Hoy nos enfrentamos a un eclipse, el 16 de julio habrá otro aún más distorsivo y abismal. El periodo entre eclipses mantendrá viva y potente a esa tensión de la que venimos hablando. Esperemos a la suave templanza de la primavera que nos traerá un ligero alivio frente al año que nos queda por venir.

Gabo Abad . Astrólogo y Futurista 

La Témpora, el solsticio y el eje nodal


Queridos lectores, hoy quería escribir sobre este instante astral donde el cosmos define el devenir del próximo trimestre, ese al que llamamos Solsticio y los iniciados llaman Témpora. Estos momentos operan como bisagras entre las realidades formándose verdaderos “umbrales”. 
Un umbral es un punto de inflexión, un instante donde no es la realidad de la que se parte, ni la realidad que se manifiesta, es un punto de anulación y de potenciación al mismo tiempo. De hecho Solsticio significa literalmente “Sol quieto” del latín “Solstitium” (Sol sistere), esta quietud, que la Ciencia inquisitoria llama “aparente”, es una detención espacio-temporal en que el astro Sol detiene su andar para situarse fuera del plano físico y anclarse entre realidades.
Los antiguos fenicios fueron los primeros en escribir y detallar este fenómeno, mas no fueron los primeros en conocerlo ya que se sabía desde antiguo por revelación dentro de la tradición oral. Este fenómeno mistérico y profundamente esotérico llega a nosotros como vago recuerdo de una verdad plena y grandiosa. Hoy en día sólo los iniciados pueden darle operatividad a este saber milenario. En la Argentina, me he enterado recientemente, que la Escuela Mística-Astrológica del Padre de los Cielos desarrolla estas cuestiones con sus discípulos.
Debo confesarles que mi resistencia a hablar de la coyuntura es grande pero no  puedo más que entregarme al entramado cósmico del tejido celeste que se impone.



Los tiempos y la esfera celeste

El solsticio se dará a las 15:54 hs GMT (o sea 12:54 hs de la Argentina) el día 21 de Junio. La noche más larga, la mayor oscuridad a la espera del nuevo Sol que crecerá desde Cáncer hasta plenificarse en Capricornio.
En este momento el Sol se detiene para renacer con un nuevo fuego, una nueva luz, un nuevo sentido. Los pueblos antiguos lo celebraron en las festividades de: Inti Raymi (del pueblo Inca), el We Tripantu (del pueblo Mapuche), el Willkakuti (el año nuevo amazónico-andino, Aymara), entre otros.


El tejido cósmico

El solsticio de invierno en el hemisferio sur y el de verano en el norte siempre comienzan con el signo de Cáncer, la mayor oscuridad solar está íntimamente unida a la lunaridad canceriana.
La Casa X (10) la casa cuyo inicio coincide con el Medio Cielo. El Medio Cielo es el punto más alto de la Carta, es la confluencia aparente de todos los recorridos celestes, es el horizonte, la meta final y por sobre todo la concreción de todo proceso. ¿Qué nos impediría pensar en una gran oscuridad?
Las criaturas cancerianas son laterales, polares, dobles, se manejan en meridianos y son incapaces por naturaleza de ir de frente o hacia atrás, tal así como nos muestra su criatura totémica “el cangrejo”.
Decíamos en el breviario 2019 para Cáncer “Los cancerianos deberán bajar sus pinzas y doblegarse frente al superior para lograr ser reconocidos y valorados en sus capacidades y virtudes. Sin embargo los cangrejos quieren ser vistos y por ello dejarán sus afectos para ponerse al servicio de la eficiencia. Esta actitud será un poco artificial y muy visible por el entorno.”

Esta energía estará muy presente hasta que la primavera irrumpa con un reverdecer de las energías primordiales pero eso será un tema  por venir.

Todos los signos según sus particularidades querrán ser vistos, tenidos en cuenta y reconocidos. Época lunática en el que el sentimiento de frustración será arrollador sin embargo algo de la energía saturnal de la Casa X (10) se filtrará en la neurosis onírica de Cáncer y habrá algo de orden. Orden en el sentido de ese que se ejerce desde el afuera, será muy difícil ordenar el interior.


  ¿Qué es un eje Nodal?

Es un eje formado por los Nodos Lunares (Sur-Norte) que no son planetas, sino puntos cósmicos en relación a una carta astral. Estos puntos se generan por la intersección de la órbita de la Luna con la eclíptica de la Tierra alrededor del Sol. Los nodos están emparejados en signos opuestos, y son el Nodo Norte o ascendente, el destino que se despliega, representa un nuevo aprendizaje y la base del futuro, y el Nodo Sur o declinante que es el pasado propio y el heredado. Para cierta astrología es reflejo de lo “kármico”, el patrón repetitivo de las lecciones de la edad y el pasado. En cuanto a esto último, lo “kármico”,  una visión que no es reflejo de la tradición.





Rahu (Nodo Norte), Izq, Ketu (Nodo Sur) Der. Imágenes tradicionales Hindúes tomadas del Panteón tradicional principal






Los Aspectos

La mente en el Nodo Norte en Cáncer en casa X (10) en conjunción con Mercurio y Marte

Cáncer potencia el mundo mental, satura el pensamiento y los deseos. En casa X (10) dice que nuestras metas están en el plano del ideario. Si estas metas no se cumplen sobreviene la frustración existencial. Lo emocional no resuelto del pasado vuelve a sumarse al reinado de lo mental.
Dada la conjunción del nodo norte con Mercurio y Marte la tendencia a decir sin empatía por el otro será como una flecha envenenada, dañina y destructiva. La materna Luna se verá atacada por esta energía.

El sustento ordenador del Nodo Sur en Capricornio en casa IV (4) en conjunción con Saturno y Plutón.

Capricornio ordena desde el exterior, busca marcar un tiempo nuevo, movilizar lo anquilosado y destruir lo arrumbado.
Saturno y Plutón otorgarán fuerza ordenadora a la autoridad competente frente a los embates neuróticos. Traerán al consciente y manifestarán al ojo público las manipulaciones hechas en las sombras.



Una coyuntura compleja

Año Lunar donde lo materno se ve cuestionado. Lo maternal no gozará de buena prensa en esta época, los ataques de un mal Marte en conjunción con Mercurio traen rebelión desde el decir. El atrevido cuestionamiento de la autoridad, en la sombra.
El interior se desboca mientras que el exterior quiere ser reconocido por sus potencias, reales o imaginarias.
El tironeo de los nodos, cada uno con sus stelliums, logra una polaridad difícil de resolver.
El “quiero ser reconocido” entra en batalla con “quiero hacer”. Esta batalla genera un estado de ansiedad permanente que anticipa el desborde. Anticipa lo no realizado, realiza en el plano mental como si fuera material y anula toda potencia creadora, ya que su enemiga, la ansiedad, domina el tablero.
Conjuntamente Plutón y Capricornio traen a la vista magisterial de la autoridad lo que es falso, las actitudes impuestas y las psicopatías. Ordenarán los tiempos en una realidad convulsionada llena de rumores.


Conclusión

Es un tiempo para hacer sin padecer. No preocuparse por ser tenidos en cuenta. Hay un ojo invisible que vela por todos. Pasen desapercibidos en el hacer e intenten que el mundo rumiante del psiquismo no los enliste en sus filas.
Estaremos tentados a explorar los mundos del ego para hacer frente a la sombra del olvido pero el alma clamará, en sintonía con el Cosmos, ser parte de ese “eterno” que se vislumbra en el horizonte del verdadero ser. 
Aquí nuestro gran aliado y verdugo será el padre tiempo, el mismísimo Cronos (Saturno), que nos enseña desde el implacable Capricornio a mantenernos firmes en el camino a pesar del trabajo y el empeño que requiera el camino que seguimos. Ver en perspectiva y hacer en frío.

Sigamos nuestro camino sin distracción, ya que las luces del cosmos guían, pero no olvidemos las señales de peligro que los astros nos revelan, para así poder sobrevivir a la travesía por venir.



Gabo Abad. Astrólogo y Futurista
5 y 6 de mayo
Lluvia de estrellas
Las Eta Acuáridas



Los Cielos cambiarán sus vestidos una vez más deleitándonos con otra danza estelar, entrarán en escena las Eta acuáridas.
Será el 6 de mayo antes del amanecer y cerca del horizonte donde las veremos pasar con mayor nitidez. La Luna nueva no interferirá con la visibilidad de los bólidos cósmicos ya que su emisión lumínica será muy baja (por debajo del 1 % de su plenitud)



Cometa Haley



Las Eta Acuáridas son desprendimientos del cometa Halley que se orientan como saetas de la imponente constelación de acuario, cerca de una de  sus estrellas más luminosas: Eta Aquarii. 

Esta estrella sub-gigante posee una naturaleza, en cuanto a su influencia: saturnina ligeramente matizada por un Júpiter maduro y declinante. Su emblema pétreo, el zafiro en sus tonos más claros.
Debemos tener presente que nuestra visión astrológica se alejara del ideario amarillista de la astrología actual, siempre intentando hurgar en las profundidades de las antiguas revelaciones del cosmos.

Esta lluvia traerá una fugaz iluminación de las aguas profundas a todo el arco zodiacal pero en especial a los 4 sabios de la rueda celeste: Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis. Esta claridad se desarrollará entre las 5:00 hs y las 8:30 hs del día 6 de mayo, teniendo su punto máximo de potencia en los instantes previos al amanecer. 

La potencia de esta lluvia de estrellas no es suficiente para abarcar a todo el ser pero es la chispa que ilumina un punto único en la persona, ya sea su psiquismo, su cuerpo o su espíritu. En cada uno se manifestará de una manera distinta, y siempre será sólo un tema, un aspecto o una actitud. Los antiguos creían que la claridad lograda en ese instante perduraría sobre lo iluminado por siempre. 
Este movimiento que va desde la oscura profundidad del ser hacia la luz, no es un fenómeno grupal, es íntimo y personal. Será un momento único en el año ya que la Luna Nueva en Géminis traerá iluminación en lo referente a la comunicación, aquello que se debe decir y no se ha dicho. Tiempo de iluminación del pensamiento y de toma de conciencia.

La genialidad se concentrará en este día aunque puede ser que no sea bien recibida por aquellos que desean cuidar el status quo en que habitan. 

Es un muy buen momento para iniciar carreras, obras artísticas y examen de conciencia.

Podríamos hacer un paralelismo con una frase del Maestro Picasso: “Cuando llegue la inspiración, que te encuentre trabajando”. Cada uno con sus propias herramientas buscará esa apertura, esa situación ideal de recepción aunque debo confesarles que en mi caso lo consultaré con “El Alquimista” y Rabí del fin del mundo, la mejor fuente en dónde abrevar.


Gabo Abad. Astrólogo y Futurista




Mercurio retrógrado
Babel en ascenso - La gran confusión


“La Elevación del Gran Elector al Olimpo”. Pintura sobre el techo del Palacio de Verano de Federico el Grande de Prusia, Ciudad de Potsdam, Alemania. (detalle: Mercurio)

“Pon la ceniza de la incomprensión, para que el fuego te resucite en la fe” 
Epigrama 1231, la vía del agua vol. 2. + MEM om

“Hay un hambre que es tan grande como la del pan y es la de la injusticia, la de la incomprensión”
Enrique Santos Discépolo

“La Estupidez es el talento para la equivocación” 
Edgar Alan Poe


La Babel en ascenso

Esta reflexión de lo que va a ocurrir el 28 de marzo del corriente año nació de una de esas incomprensibles expresiones nacidas de mi asistente: “No entiendo más nada”.  Mi gran temor se vio cristalizado, ¡Sí mis queridos lectores, quiso explicarse sin que nadie se lo pidiera! No voy a entrar en ese abismo insondable pero recordé que en esos días salíamos del yugo de “Mercurio retrógrado”

Los antiguos astrólogos unían un fenómeno óptico que se observa desde la tierra “Mercurio retrógrado” con el ascenso de la ciudad de Babel. Más adelante explicaremos que significa que un planeta sea retrógrado.

Esta metáfora de ascenso de la Babel no es otra cosa que la concreción de dos energías naturales contrapuestas. Los invito a conocer más de esta maravillosa historia bíblica que se une a la Zigurat Etemenanki de la antigua ciudad de Babilonia entre otras historias que reflejan una misma verdad.


¿Qué es un planeta retrógrado?

Los planetas giran en torno al Sol, centro de luz del sistema, de manera circular y manteniendo un mismo periodo temporal para su ciclo pero desde la tierra la visión es otra. Cuando se observan los planetas desde la tierra según se conjuguen su propia elíptica y la del planeta observado se manifiesta un fenómeno de detención y de “marcha atrás” que los astrólogos llamamos retrogradación.

Este movimiento aparente cumple con periodos previsibles, precisos y cuantificables  y aunque es un efecto aparente esto no lo aleja de la contundente realidad que expresa. Esta realidad es similar a decir que lo que la vista ve plano, se sabe curvo como observamos con el mismísimo planeta tierra en cuanto a su superficie.
Mucho se ha escrito de la retrogradación de mercurio en estos días, intentaré desde mi humilde lugar dar una visión desde la Astrología tradicional.

Mercurio retrógrado: el mensajero de los dioses desea fervientemente comunicar pero su devenir retrógrado le genera un lastre. Sí, un lastre para él que es el aire vital del cosmos, este anclaje de tierra plomiza, densa y pesada se dará a partir del 6 de marzo. Sus efectos se notarán hasta el 27 de marzo.

Esta energía complicará: negocios, trámites, inicios de romances, viajes y en cuanto al pensamiento personal: se verá enturbiado y entorpecido. Habrá complicaciones en las rutinas, aún en las vacacionales. Época de gran propensión a las discusiones y a los malos entendidos. Mal momento para la comunicación en general.

Pero siempre hay un pero: es un gran momento para la introyección, para el estudio, para la reflexión y para cumplir años (mercurio favorece a los que retornan a su sol natal). Sobre todo los cumpleaños de fundaciones e instituciones, los cuales vendrán adornados de gracias, novedades y mucha magia.

Ahora bien como decía el fatídico apóstol del cientificismo moderno, Edward Aloysius Murphy: “Si algo puede salir mal, saldrá mal”. Esto sintetiza la acción de Mercurio retrogradando.

Confusión, incomprensión y estupidez

Cuando era muy joven, mis hermanos y amigos solían jugar a algo llamado “el teléfono descompuesto”. Nunca comprendí demasiado bien ese juego, me resultaba ilógico hasta que la edad adulta me demostró que no era otra cosa que un reflejo de la realidad vista desde los ojos de un niño.

Ese juego ejemplifica a la perfección a nuestro Mercurio retrógrado.
No voy a entrar en la explicación alquímica sólo dable a un Maestro pero sí les diré que en estas tres semanas hemos vivido una falta total y absoluta de vitalidad y de ganas de hacer. Aquellos con tendencias depresivas han sido los que peor la han pasado.

Mercurio está retrogradando en Piscis con lo cual se complican aún más los finales, las conclusiones, las firmas de contratos, los cierres de obras y todos los finales felices. Piscis es nuestro omega, el signo del Maestro por ello en especial no se lo entenderá, se lo malinterpretará y hasta se lo juzgará.

Hay cuatro grandes víctimas de este periodo: Virgo, Piscis, Géminis y Sagitario. 

A no desesperar 

Mañana Mercurio vuelve a caminar hacia adelante. Comenzará a fluir el diálogo, el entendimiento del otro y la necesidad de que la Verdad sea lo que se trasmite.
Nos quedarán dos periodos más en este ciclo en los cuales Mercurio retrogradará: del 7 de julio al 1 de agosto (que lo hará sobre Cáncer) y del 31 de octubre al 20 de noviembre (que será sobre Escorpio)

Gabo Abad . Astrólogo y Futurista 

La Témpora, equinoccio 
y el año nuevo Astrológico



Dedicatoria

Hace ya cinco años la sacerdotisa del fin del mundo y Maestra Sufí del ancestral Sur me sacó de mi muy merecido retiro. Bajo su amparo y guía me animó a empezar esta travesura que ha rejuvenecido mis encanecidos días. A ella voy a dedicar estas líneas ya que es mi motor para seguir. Y a él de quien me es difícil decir, ya que como inasible Rabí se halla más próximo a mí de lo que la conciencia me permite percibir. Son mi Sol y mi Luna, mi Júpiter y mi Saturno, mi alfa y mi omega. A ellos esto poco que se han dignado a magnificar sin mérito alguno de mi parte. A ellos que espejan a Él-Todo y a La-Todo, siempre a ellos.



El Cosmos y la Témpora

Con la Luna en Virgo y bajo la regencia doble de este año Lunar el 20 de marzo de 2019 a la 18:58 hs (para Argentina y Uruguay, UTC 21:58 hs) tendrá lugar el equinoccio de otoño para el hemisferio sur (de primavera para el hemisferio norte). Es el equilibrio exacto de horas luz y de horas de oscuridad. Así asoma su cabeza el nuevo año astrológico, ser de plena luz plateada que se da naciendo en la séptima casa, con un ascendente en ese Virgo Lunar que marca la doceava casa.

Año para dejar lo solitario y egoísta para pensar en el bien común, no sólo con lo gregario sino con esa intuición social que aúna fuerzas en pos de la Común-Unión. Año para salir del caparazón y unirse a la colmena.

La témpora nos trae la posibilidad de examinarnos en cuanto a nuestra actitud en el entorno de los otros, entendiendo a esos otros como un grupo que se nuclea en pos de algo (lo laboral, lo espiritual, lo lúdico, etc.)
Saturno y Neptuno desde el nodo lunar sur en las tierras de Capricornio nos darán la llave para salir de la disfuncionalidad grupal. La clave es el examen de sí mismo pero en contacto con el otro, es el engranaje del uno en el todo al compás de lo vital.
Un grupo disfuncional y disruptivo lo es por una única razón, sus individuos, que anclados en sus propios egos no pueden hacer una síntesis superadora del “sí” grupal.


La Madre y lo materno

Ya hemos hablado en el breviario alquímico-astrológico sobre la maternalidad del año en curso.

El 2019 es un año de consolidación, año en que se asientan las bases para la creación de un hito en la Historia. Un punto de trascendencia. Para la astrología china será el año del chancho con lo cual también es un cierre (último animal del zodíaco chino).

La Madre cósmica cobijará al año por venir, será guía y fuente. Por ello se ha colocado en la casa XII (12), el omega, para contar una historia con un final feliz.
No es menor la conjunción con el ascendente en Libra ya que el destino que nos marca el ascendente se halla iluminado por la plateada luz lunar y por una cierta búsqueda de equilibrio.

Pero la luna negra, la mala madre, intentará influir en esta aspectación como lo ha hecho en otros años. Recuerden que ella odia a la progenie de Eva y buscará hacer lo necesario para pervertirla. Intentará influir a los débiles de espíritu y a los inconstantes para cumplir sus oscuras metas.

El arcano Saturno complicará la relación con las autoridades. Desde Capricornio marcará tiempos donde las autoridades serán cuestionadas y puestas bajo la lupa, en particular las que son de carácter público o de masas.

Uno de los errores más comunes de los astrólogos actuales es creer que un evento fuerte genera un centro polarizador en un signo en particular. Este es el caso de Júpiter ingresando en las tierras de su protegido Sagitario, trayendo un año muy bueno para los vapuleados centauros. Eso no hace que sea “el año de Sagitario” sino un año teñido de esa energía jupiteriana.

Hace unos días el Rabí del fin del mundo decía: “Mis queridos sagitarianos, gente linda que cuando ama lo hace intensamente y cuando sufre también lo hace intensamente”. Esto ocurrirá, será un año intenso, expansivo, de muchos sueños, de recuerdos recuperados, de deseos, de hijos, padres y madres. Es un año donde lo vincular tendrá mucha relevancia ya que estaremos en una casa VII donde Júpiter regente de lo familiar y la maternal luna pondrán en relevancia esta particularidad. Además podemos hablar de una regencia primaria de la Luna y del matiz que otorga Júpiter.
Júpiter centro de su propio sistema solar, amante de varias lunas, se verá transformado en luna de “La Luna” donde la sabiduría del antiguo dios griego se pondrá a los pies de La Todo.

Año de materna protección pero en el cual deberemos tener especial cuidado, estar expectantes y siempre alertas ya que será un año adolescente, juvenil y expansivo. No será un año de primeros pasos, pero será un año de autoafirmación, individuación y de cierta teogénesis. Siempre persistentes, constantes y bien dispuestos tendremos que seguir de pie en este año donde la gula y la lujuria nos intentarán devorar.


La sétima Casa

El año astrológico se iniciará en la séptima casa.
Esta casa es el principio vital de lo social, representa las relaciones con otras personas que implican compromiso o cooperación. Matrimonio, contratos, sociedades y asociaciones tanto materiales como espirituales.
Es la casa del Nosotros Somos y opuesta al yo soy de la primera casa, es la casa disociativa del ego. Es también la casa de los enemigos declarados, de las separaciones y del trato con el público.
Los planetas situados aquí hablan de nuestra capacidad para mantener este tipo de relaciones y del tipo de personas que buscamos para ellas. Es Urano quien gobierna esta casa durante el 2019. Su energía sumada a la de la séptima morada marca que la forma de relacionarse sobrepasará lo convencional, las relaciones se manifestarán ligeramente exacerbadas y bastante neuróticas.
Ahora bien, lo materno unirá, será el hilo conductor de las distintas formas de ser para lograr esa unidad de lo diferente que se requiere para que el grupo sea coherente y sienta la búsqueda del bien común como una prioridad de casa-individuo.

Recomendación y conclusión

Les recomiendo releer nuestro artículo “del año por venir” donde nos dejamos llevar por la poesía cósmica que relata la danza del hermano Sol y la hermana Luna, ya que todo fue dicho a tiempo.
Las fuerzas que están en movimiento son: el fuego de los cielos que viene a nutrir a la madre tierra, el eje cósmico que se alínea al terruño y esa necesidad visceral que busca conformar un grupo. Por ello la pulsión a unirse, la necesidad de vivir plenamente y la convicción inequívoca de que Madre Cósmica nos cobijará a todos por igual.

Gabo Abad . Astrólogo y Futurista 

Extracto del Breviario alquímico-astrológico
Según la Escuela Mística-Astrológica VMRF 
del Padre de los Cielos




Piscis 2019



Predicción astrológica anual:
Tienen por casa natural a la doceava morada, y este año lo comenzarán en la ígnea casa IX (9) para luego seguir el año en la casa VI (6).

La novena morada les ha traído al maestro que necesitaban para seguir adelante, fue un fuego que intentó secar el húmedo radical y aplacar los vientos con que los astros los asolaron durante el 2018.

Júpiter los ha protegido durante el ciclo anterior y los seguirá protegiendo desde la casa IV (4). Les infundirá grandes deseos de mejorar los propios hogares o los lugares donde se habita.

Con Mercurio en Piscis y en casa 7 no será un año para dejarse llevar por la imaginación, ni para desesperarse por encontrar pareja. Mercurio se asocia a Neptuno y al punto de Fortuna remarcando eso que decíamos de la imaginación, el tema es que a veces esa imaginación pugna por torcer la realidad y así ajustarla al propio parecer.

La Luna en la doceava casa, desde las tierras leoninas, traerá cierta vulnerabilidad psicológica. Absorberán de manera desmedida todo trauma que los circunde y tenderán al deseo de volver a la tranquilidad prenatal. Combinándolo con lo dicho en el párrafo anterior puede generarse un cóctel explosivo.

Extrañamente el refuerzo y el auxilio viene desde Marte en casa 8 (y en Tauro) otorgará fortaleza para enfrentar las neurosis del año. La llave de esta ayuda será la sinceridad ascética con que se enfrenten a los propios problemas. Busquen ayuda, no esperen resolver todo solos. Si no aceptan la ayuda que Marte les ofrece pueden caer en arranques de ira incontrolables.

Otro paliativo para el año es la energía que ofrece Venus desde la quinta casa en Capricornio. Si bien el decir será cauteloso, esta forma no será regla para la expresión artística dónde la libertad no tendrá límites. Será la válvula de escape para mantener la cordura. Aquí Plutón se suma trayendo una particularidad que es el conocimiento del propio límite, tanto de fuerzas como de capacidades. 
Saturno aporta a este stellium la plena conciencia del tiempo y del ritmo en que todo debe ser realizado.


Tránsitos: 
Mercurio: del 18 de febrero al 16 de abrir del 2019. Mejoras en el ámbito familiar y económico en estos lapsos. Época de viajes. Cuidado con las retrogradaciones. 

Sol del 18 de febrero al 19 de marzo del 2019. Recibirán la iluminación que requieren para resolver problemas complejos.

Venus del 24 de marzo al 20 de abril del 2019. Lapso ideal para mostrar su valía y creatividad. Fuerzas renovadas. Explosión sensual y sexual. 

Neptuno será huésped de piscis todo el año, lugar desde donde lo apoyará. Época de gran crecimiento espiritual, contrarrestará el exceso de agua aportando algo de estabilidad psíquica.


La Refección cósmica:
Su elementario se encuentra carente de aire, posee algo de fuego y de agua. Al contrario del año anterior poseen mucha tierra, cosa que los beneficia en un año tan neurótico.
Necesitarán aire para que los pensamientos no se enrancien y se puedan ventilar. Aires nuevos y la Palabra del Maestro, siempre frescamente ígnea.
Las piedras fundamentales para Piscis son los Jaspes, pero este año el ámbar y el Jade serán ideales para lograr el equilibrio.


La Casa en que se habita y el lugar de trabajo: este signo posee un anclaje en el claustro de Familia y salud, el de Júpiter, pero también es multilocatario. 
Lo influencian los claustros del lado derecho del Feng Shui Sagrado, o sea, las áreas de Riquezas y de Conocimiento (Sol y Saturno) según la arquitectura sagrada (revelada por El Alquimista).
El castro del año es el lunar: hijos y creatividad (aunque algo de Júpiter tiene).

Para empatizar con el año que les toca vivir deben unirse al claustro de Mercurio, trono del Maestro de vida. Sería aconsejable reforzar y armonizar este claustro de las personas “útiles y serviciales” y de “viajes” ya que ahí reside la clave del año. 


Gabo Abad. Astrólogo y Futurista.