6 de Mayo de 2018
Lluvia de estrellas
Las Eta Acuáridas.





Los Cielos cambiarán sus vestidos una vez más deleitándonos con otra danza estelar, entrarán en escena las Eta acuáridas.
Será el 6 de mayo antes del amanecer y cerca del horizonte donde las veremos pasar con mayor nitidez.


Cometa Halley




Las Eta Acuáridas son desprendimientos del cometa Halley que se orientan como saetas de la imponente constelación de acuario, cerca de una de sus estrellas más luminosas: Eta Aquarii. 

Esta estrella sub-gigante posee una naturaleza, en cuanto a su influencia: saturnina ligeramente matizada por un júpiter maduro y declinante. Su emblema pétreo, el zafiro en sus tonos más claros.

Siempre debemos tener presente que nuestras consideraciones  escaparán al amarillista ideario de la astrología actual, siempre intentando hurgar en las profundidades de las antiguas revelaciones del cosmos.

Esta lluvia traerá una fugaz iluminación de las aguas profundas a todo el arco zodiacal pero en especial a los 4 sabios de la rueda celeste: Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis. Esta claridad se desarrollará entre las 5:30 hs y las 9:30 hs del día 6 de mayo, teniendo su punto máximo de potencia en los instantes previos al amanecer. 

La potencia de esta lluvia de estrellas no es suficiente para abarcar a todo el ser, pero es la chispa que ilumina un punto único en la persona, ya sea su psiquismo, su cuerpo o su espíritu. En cada uno se manifestará de una manera distinta, y siempre será sólo un tema, un aspecto o una actitud. Los antiguos creían que la claridad lograda en ese instante perduraría sobre lo iluminado por siempre. 

Este movimiento que va desde la oscura profundidad del ser hacia la luz, no es un fenómeno grupal, es íntimo y personal.

No es requerimiento un trabajo espiritual para vivir conscientemente esta maravilla pero sí para atesorarla. 

Podríamos hacer un paralelismo con una frase del Maestro Picasso: “Cuando llegue la inspiración, que te encuentre trabajando”, nosotros podríamos decir que: “Cuando llegue la iluminación que nos encuentre orando”. Cada uno con sus propias herramientas buscará esa apertura, esa situación ideal de recepción, aunque debo confesarles, que en mi caso lo consultaré con “El Alquimista”, para mí es la mejor fuente en dónde abrevar.


Gabo Abad. Astrólogo y Futurista

2 de Mayo de 2018
Quirón
Segunda parte






Introducción

Continuando con Quirón quisiera ir hacia algo más personal, ver como matiza su acción a cada signo. Veamos en principio que pasa con la carta natal.


Quirón en la carta natal

Quirón señala el aspecto de nuestra vida que se encuentra herido desde el nacimiento (Quirón es rechazado por su madre), alude a aquella área donde nos sentimos rechazados, donde tenemos limitaciones. Allí donde está Quirón, estamos en contacto permanente con nuestro dolor – tal como su herida que no cicatriza- y también de ese dolor incurable en nosotros surgen los dones para sanar a otros. Simboliza nuestras cualidades compasivas que nos acercan al dolor ajeno para ayudar a sanarlo.
El signo donde se encontraba Quirón el día de nuestro nacimiento (y también la casa astrológica) muestra también las capacidades para enseñar desde un lugar de extrema humanidad y humildad. Simboliza a través de qué cualidades podremos desarrollar nuestro dones de sanadores y guías.
Representa la llave que permite el acceso a espacios inexplorados, territorios ajenos y lugares inaccesibles.
Quirón es el sanador herido que se oculta en nosotros, un guía en el que tenemos que aprender a confiar. Esto implica descubrirse a uno mismo, ver esas cualidades que otros ven en nosotros y de las que no somos conscientes.


¿Y dónde estaba Quirón cuando nacimos?

Quirón en Aries  entre el 1/4/68 y el 18/10/68 o entre el 30/1/69 y el 28/5/76. Y desde el 16/04/2018 a la fecha.
Quirón en Tauro entre el 24/5/26 y el 20/10/26 o entre el 25/3/27 y el 6/6/33 o entre el 28/5/76 y el 13/10/76 o entre el 28/3/77 y el 21/6/83
Quirón en Géminis  entre el 6/6/33 y el 22/12/33 o entre el 23/3/34 y el 27/8/37o entre el 21/6/83 y el 29/11/83 o entre el 10/4/84 y el 21/6/88
Quirón en Cáncer  entre el 27/8/37 y el 22/11/37 o entre el 28/5/38 y el 29/9/40 o  entre el 21/6/88 y el 21/7/91 
Quirón en Leo  entre el 29/9/40 y el 26/12/40 o entre el 16/6/41 y el 26/7/43 o entre el 21/7/91 y el 3/9/93  
Quirón en Virgo  entre el 26/7/43 y el 17/11/44 o entre el 3/9/93 y el 9/9/95 
Quirón en Libra  entre el 17/11/44  y el 23/3/45 o entre el 22/7/45 y el 10/11/46  o  entre el 9/9/95 y el 29/12/96  
Quirón en Escorpio  entre el 10/11/46 y el 28/11/48 o entre el 29/12/96  y el 4/4/97 o entre el 2/9/97 y el 7/1/99
Quirón en Sagitario  entre el 28/11/48 y el 8/2/51 o entre el 7/1/99 y el 1/6/99 o entre el 21/9/99 y el 11/12/01
Quirón en Capricornio  entre el 8/2/51 y el 18/6/51 o entre el 8/11/51 y el 27/1/55 o  entre el 11/12/01 y el 21/2/05 
Quirón en Acuario  entre el 27/1/55 y el 26/3/60 o entre el 21/2/05 y el 31/7/05 o entre el 5/12/05 y el 20/4/10
Quirón en Piscis  entre el 26/3/60 y el 19/8/60 o entre el 20/1/61 y el 1/4/68 o  entre el 20/4/10 y el 20/7/10 o entre el 08/2/11 y hasta el 16/04/2018


Quirón en Aries 

Existe una herida en la voluntad personal, en la confianza para asumir riesgos personales y en cerrar ciclos. Inseguridad en uno mismo. Complejos relacionados con imperfecciones físicas que pasan desapercibidas para los demás. Pánico a no ser perfecto y a no ser todo lo que se espera.
Posee maestría sanadora para estimular a los otros a confiar en ellos mismos y a emprender caminos autónomos y a asumir riesgos. Los demás se sienten estimulados ante su magnética presencia que los estimula a la valentía y la individualidad. Grandes maestros de los primeros pasos en artes, ciencias y oficios.


Quirón en Tauro

Existe una herida en la valoración de la potencia y las capacidades corporales. Le cuesta escuchar a su propio cuerpo. Suele tener una permanente e irracional sensación de inestabilidad e inseguridad económica lo que lo lleva a mal manejar sus propios viene por un excesivo temor a perder y no poder volver a generar. 
Posee maestría sanadora para administrar recursos ajenos y producir en otros la valoración de lo propio. Sin reconocerlo suele tener gran magnetismo corporal y ayuda a otros a valorar su cuerpo y sus posibilidades. 

Quirón en Géminis

Existe una herida en relación a su propia capacidad intelectual, le cuesta fiarse de sí mismo, de su forma de pensar y suele temer lastimar cuando comunica sus pensamientos. Tiende a valorar excesivamente las ideas ajenas en desmedro de las propias. Admiran la inteligencia de su entorno. Conviven con la sensación de no estar a la altura o de no poder decir sus propias ideas.
Posee maestría sanadora para habilitar a otros a pensar por sí mismos sin  sentirse juzgados ni menospreciados al expresar sus ideas. Ayudan a su entorno a comunicar hasta lo más temido sin ser calificados de ignorantes o despiadados.


Quirón en Cáncer

Existe una herida primera e inconsciente relacionada al parto, al momento de la separación física de la madre que puede dificultar de modo permanente la posibilidad de sentir pertenencia y seguridad emocional. Recurrentes e inexplicables sensaciones de desarraigado, exilio o abandono.
Posee maestría sanadora para curar las raíces emocionales pues resuenan con el dolor ajeno de manera espontánea, su gran empatía los convierte en agentes curadores. Sensibles y amorosos suelen dar sensación de pertenencia y aceptación a personas que – por sus características- la mayoría tendería a rechazar.  


Quirón en Leo 

Existe una herida para mostrarse de forma auténtica, le cuesta expresarse de modo espontaneo y vive con miedo a hacer el ridículo. Suele sentir bloqueada la creatividad y la autoexpresión pues le cuesta aceptarse a sí mismo tal y como es por un excesivo anhelo de impresionar a los demás. 
Posee maestría sanadora para que los otros desarrollen confianza en ellos mismos, sabe validar la creatividad ajena, estimula lo genuino y los modos excéntricos de expresión en otros pues no juzgan ni ridiculizan al diferente.


Quirón en Virgo 

Existe una herida controladora, tiene la necesidad de entenderlo todo y convive con la frustración de nunca lograrlo, tendencia a vivir en un laberinto de autocontrol. Inconformismo existencial, excesivos ideales de perfeccionismo que lo hacen sentir que las cosas nunca están del todo bien. 
Posee maestría sanadora para observar detalles que los otros no registran y comunicarlos de modo certero y ubicado logrando que los proyectos de los que participa se mejoren notablemente. Sabe colaborar con otros de manera eficiente, optimiza procesos descartando los excesos innecesarios.


Quirón en Libra

Existe una herida en la posibilidad de sentir que se logran vínculos de verdadera intimidad, se suele vivir desde una distancia debido a una profunda creencia de que los otros van a provocar heridas. Tendencia a vivir las relaciones en un estado de alerta continuo.
Posee maestría sanadora para moverse con sutileza en las relaciones, desde su natural tendencia a la observación y la distancia han desarrollado objetividad, tacto y diplomacia. Son buenos mediadores pues saben cómo equilibrar los conflictos vinculares.


Quirón en Escorpio 

Existe una herida para la entrega y para adentrarse en temáticas o ámbitos que requieran intensidad de encuentro. Suele enfrentar contradicciones en relación a la potencia, la fusión y el sexo. Puede desarrollar una compleja fascinación por temas tabúes como la muerte o embarcarse en situaciones autodestructivas. 
Posee maestría sanadora para ayudar en procesos de transformación en otros. Es ideal para trabajar en espacios asociados al nacimiento, la muerte y la regeneración. Tiene una natural consciencia sobre la fragilidad de la vida, y puede convertirse en un ser intenso y muy diferente pues sabe habilitar nuevos modos de encarar los temas tabúes.


Quirón en Sagitario

Existe una herida en la entrega y la confianza en otros. Se sostiene en la creencia de que todo depende de sí mismo porque si no el mundo lo perjudicara. Se siente ajeno a las creencias sociales, culturales o religiosas que los rodean. 
Posee maestría sanadora para que los otros encuentren sentidos vocacionales y respuestas trascendentes. En su imperiosa necesidad de entender el sentido de la vida -junto a su no satisfacción con las respuestas tradicionales-, suele haber encontrado nuevos caminos espirituales que sirven de ayuda a otros. Es un eterno viajero en busca de la verdad y conocimiento.


Quirón en Capricornio

Existe una herida en el vínculo primario con el padre. Puede haber ausencia de su presencia o una sensación de que lo propio nunca alcanzaba para satisfacerlo. Esta herida luego se traslada al ámbito profesional y social provocando falta la sensación de éxito aunque se estén teniendo grandes logros y reconocimientos. Problemas con el sistema, la autoridad y quienes la representan.
Posee maestría sanadora para ayudar a los a otros a responsabilizarse de las cosas que le corresponden. Debido a la propia vida -donde han faltado personas que resolvieran sus propias dificultades- ha aprendido a no esperar nada de otros y ayuda al prójimo a madurar y a valerse por ellos mismos.


Quirón en Acuario 

Existe una herida en la pertenencia a grupos, en la dificultad para sentirse similar a los de su propia generación. Puede vivir resignado dejándose llevar por los demás y sus ideales. Dificultad para individualizarse y hacer caso a sus propias ideas originales. Falta sensación de libertad. 
Posee maestría sanadora para captar las ideas que otros no se animan ni siquiera a percibir. Su fuerte conexión con la psique y el subconsciente colectivo habilita a bajar nueva información creativa al ámbito social al que pertenece. Ser crítico a la sociedad lo lleva a desear contribuir con nuevas ideas y formas de convivencia, desde su insatisfacción con el presente es hacedor de futuro. 


Quirón en Piscis 

Existe una herida en el alma, convive con una lesión existencial básica, se siente unido a la humanidad y resuena con el dolor de la totalidad. Falta seguridad en uno mismo, pues tiende a diluirse en las necesidades ajenas perdiendo muchas veces la identidad personal.
Posee maestría sanadora en cualquier ámbito o situación pues es extremadamente compasivo. Ha desarrollado sabiduría en sentir el dolor ajeno inclusive si ayudar requiere el sacrificio de los propios deseos. Entrega total y máxima capacidad amorosa.



Gabo Abad. Astrólogo y Futurista.
27 de abril de 2018
Quirón
Primera parte





Introducción

Hoy quería contarles una historia de una criatura de los cielos que fue descubierta hace muy poco tiempo. Como habrán percibido me fundo en la tradición. Dado que la actual humanidad desilusiona con su cientificismo hegemónico y su pseudo ecumenismo aunque hay veces que ni ellos pueden acallar al espíritu que todo atraviesa. Hoy quiero contarles un caso que se enmarca en esta paradoja del espíritu.

La historia

En 1977, un primero de noviembre, el astrónomo Charles Kowal descubre un cuerpo celeste con ciertas particularidades, al cual llama Quirón. Ni los científicos más ateos pueden resistir la perfusión de la verdad cósmica. Sin desearlo plasmó las cualidades de este espíritu cósmico al nombrarlo como el primer centauro. 
Este extraño cuerpo celeste manifiesta dos naturalezas, la de un planeta enano y la de un cometa. En la astronomía se los denomina “Centauros”, en alusión a esas dos naturalezas. Recordarán que para la Mitología los centauros eran mitad hombre y mitad caballo.
Quirón se clasifica como Centauro, el primero de una clase de objetos que orbitan entre los planetas exteriores, más allá de Saturno (Urano, Neptuno y Plutón).
Quirón tarda en dar la vuelta al Sol entre 50 o 51 años y su órbita es extremadamente elíptica, así que se localiza entre los signos de Acuario a Tauro por unos 30 años, y entre Leo y Escorpio por 8 años, por tanto mucha más gente tiene Quirón en Acuario, Piscis, Aries y Tauro que en Leo, Virgo, Libra y Escorpio.





Quirón cambia de morada

El 16 de abril del 2018 Quirón dejó a Piscis para entrar en Aries y esto marca un cambio energético-cósmico muy fuerte.
Quirón ha morado en Piscis desde el 2010, el signo del sacrificio final, el omega. Fueron 8 años en que el mundo vio víctimas inocentes en toda su extensión. Víctimas de guerras, desarraigos, violentos desastres naturales, etc. Hombres y  mujeres vulnerados en  su libertad y  en su dignidad. 
En el mito, Quirón es educado por Apolo en las artes de guerra (dominadas por Marte que rige Aries). Por tanto, este sabio centauro maneja las energías de este signo mucho mejor que otros, y ciertamente mejor que las energías de Piscis. Quirón es valiente, y en Aries lo será mucho más. Creará una atmósfera de renovación y de impulsos pioneros que nos inspirará a salir de lo que nos coarta la felicidad. Nos invitará a dejar la actitud víctima y nos ayudará a buscar soluciones responsables, ya que Saturno desde Capricornio le animará a ello.

Quirón el padre de los centauros

En la mitología griega Quirón (Χείρων) es un centauro inteligente, sabio y de buen carácter, a diferencia de la mayoría de los de su clase. Gran educador en música, arte, caza, moral, medicina, famacología y cirugía, y tutor de varios de los héroes más destacados de la antigua griega (Céfalo, Asclepio, Melanión, Néstor, Anfiarao, Peleo, Telamón, Meleagro, Teseo, Hipólito, Palamedes, Cástor, Pólux, Macaón, Podalirio, Antíloco, Eneas y Aquiles).




Aquiles y Quirón, fresco de Pompeya, siglo I d.C.




Quirón era un gran sanador, astrólogo, y oráculo respetado.
El nacimiento de Quirón se da cuando Crono, el titán hijo de Urano, estaba buscando a Zeus por la tierra. Al llegar a una isla de Tracia se encontró con la oceánide Fílira que lo cautivó. Ella se transforma en yegua por pudor ante Crono, en primera instancia con el objetivo de escapar. Pero Crono también muta en caballo y la viola. Rea, su esposa, lo descubre y Crono huye lejos. Atormentada, Fílira también escapa hacia las alturas de los montes de los Pelasgos, donde finalmente da a luz a Quirón. Para su sorpresa, el ser nacido tenía una terrible morfología porque del ombligo hacia arriba era una figura divina, pero la parte inferior era la de un caballo. Finalmente Fílira pide ser transformada. Al ser concedido su deseo termina convertida en un árbol de tilo, donde finalmente halla la paz y el reposo. 

Muerte

Heracles (Hércules) le disparó accidentalmente una flecha envenenada con la sangre de la Hidra en el transcurso de una lucha con los centauros, que huían hacia la morada de Quirón. Éste contrajo una dolorosa herida incurable que lo llevó a ceder su inmortalidad a Prometeo, para así poder morir y escapar del dolor. Fue ascendido al cielo como la constelación Sagitario, localizada en la elíptica del Zodiaco y que se puede ver desde el hemisferio norte.
Se considera también a Quirón como el primer veterinario, ya que usaba sus grandes conocimientos médicos para curar criaturas de todas las especies.

El sanador herido

Kowal (el astrónomo que lo descubre) conecta con ese espíritu y sin quererlo nos revela la potencia espiritual de esta criatura de los cielos.
Quirón cura, armoniza y manifiesta el propio desgarro, la herida misma, es aquello que no nos deja de doler. Un Quirón bien aspectado nos muestra la forma de reconducir la herida para manifestar el don de curar a los otros a partir de esa herida. Es el médico interior, el don de sanar que todos traemos. 
El signo donde esta Quirón alude a aquellas características que nos abochornan, aquellas condiciones que consideramos inapropiadas, nuestras heridas más profundas y los íntimos complejos que avergüenzan y que no imaginamos que podríamos compartir.

La energía reinante

El martes 17 de abril de 2018 se produjeron dos cambios importantes: Quirón cambia de signo (Quirón en Aries) y Saturno comienza su fase retrógrada anual (9° 08' Capricornio).
El paso de Quirón desde el último signo del zodíaco al primero es quizás el más abrupto de los cambios de signo con la brutalidad propia de las tierras a la que arriba (Aries).
Hay un cambio de dinámica pasamos del pausado Piscis al desenfreno de Aries. La energía de Quirón pasa de guardar a la universalidad y comienza a centrarse en las cicatrices de la individualidad, revelando áreas en las que sobre-reaccionamos a la crítica con un mal manejo de la ira.
Quirón vuelve al signo en que fue descubierto, lo hace por primera vez luego de revelarse en el año ´77. 
Quirón en Aries potenciará la sensibilidad natural a que otros poseen cosas que a nosotros se nos niegan, en especial a los nativos de este signo.
También Saturno comienza su fase retrógrada de cinco meses, muy malhumorado por las demoras mientras camina pesadamente sobre el primer decanato de Capricornio. Hasta el 6 de septiembre, que volverá a su ritmo normal, nuestras ambiciones pueden verse frustradas, o al menos pospuestas, mientras nos ocupamos de asuntos pendientes y aprendemos a ser más pacientes y disciplinados. Las habilidades que aprenderemos durante esta fase retrógrada serán esenciales a largo plazo.

Continuará …





Gabo Abad. Astrólogo y Futurista

11 de febrero de 2018

El Arco Zodiacal y el treceavo signo



Hace un tiempo leí un encendido artículo acerca de la fecha de cumpleaños de una personalidad pública y de su signo real. En dicho artículo se mezclaban tanto conceptos erróneos como la también errónea interpretación astrológica de los mismos, llegando  a  conclusiones bastante disparatadas. El astrólogo, responsable del artículo, milita aparentemente en lo que suelo llamar: “astrología cientificista”, movimiento bastante difundido y dominante en este caótico siglo XXI que nos toca transitar. Por ello quisiera desmenuzar un poco el tema del arco zodiacal y cómo se establece su estructura.


Año solar o año tropical


Para los iniciados en las antiguas ciencias cosmo-astrológicas existe sólo una manera de medir el año. Se define como año solar al tiempo transcurrido entre dos equinoccios en un mismo hemisferio (Primavera-Primavera para el hemisferio norte y Otoño-Otoño para el sur). Este rango de tiempo sería de aproximadamente 365 días y 5 horas, según el año.

Existen otras formas de medición del año que arrojan distintos valores en cuanto a su duración: el año sideral y el calendario (este último es una convención social a efectos puramente civiles)

Según este criterio del año tropical o solar, el 2018  será un año astrológico que comenzará el 20 de marzo a las 16:00 hs (para Argentina y Uruguay) con el equinoccio de otoño para el hemisferio sur (primavera para el hemisferio norte), y concluirá el 20 de marzo del año 2019 a las 18:59 hs.


El arco zodiacal


La astrología clásica reconoce 7 Planetas aunque hay más en el sistema solar, 12 signos aunque hay un treceavo (que no es ofiuco, intentemos no adelantarnos ni conjeturar). 

Doce son las energías que complementan la gama de todo los creado, por eso 12 son las manifestaciones astrales de esas energías, lo cual se observa en todos los sistemas astrológicos tradicionales, entre ellos destaca el chino.
Estas 12 energías están habitadas y espejadas en los doce signos astrales que todos conocemos y en sus respectivas constelaciones. 


¿Cómo sabemos cuándo empieza una energía y cuando termina? 

Muy simple, dividiendo exactamente el año Tropical en 12 partes. Cada parte constará siempre de 30 días y aproximadamente, según el año, 5 horas. Para asimilarlo a nuestro calendario mantenemos esa división en el año en curso desde ese punto inicia.

Por ello:
Aries comienza el 20 de marzo de 2018 a las 16:00 hs y concluye el 20 de abril a las 00:12 hs
Tauro comienza el 20 de abril a las 00:13 hs y termina el 20 de mayo a las 23:14 hs
Géminis comienza el 20 de mayo a las 23:15 y termina el 21 de junio a las 07:06 hs


… y así con cada signo hasta llegar a:
Piscis que comienza a las 20:04 hs del 18 de febrero y concluye el 20 de marzo a las 18:59 hs

Este ejemplo es para el ciclo 2018-2019 y varía año a año. Los tabloides y divulgadores simplifican este hecho diciendo que tal signo va del 21 al 20 del mes siguiente.

Cada año posee un armado similar basándose en esta división entre equinoccios de otoño para el hemisferio sur o primavera para el del norte. Dicho esto debo aclarar que las energías no terminan ni empiezan un día determinado, en un instante preciso,  sino que se van mezclando cuando se acercan a la siguiente. 

Llegado este punto podemos explicar el “por qué” de los decanatos, que es la división en tercios de cada signo. Las diferencias entre decanatos nacen de esta gradualidad del pasaje o viraje de una energía a otra. Por ejemplo: el tercer decanato de aries tiene bastante de tauro, como el primero de tauro tiene algo de aries. Pero el segundo de tauro es el más taurino de los decanatos del toro por ser el decanato central.

Aun así no puede dejarse de lado al gran Maestro de los Astros, Manillus, que nos revela que las personas o criaturas que nazcan durante las últimas 36 horas de un determinado signo y las 36 siguientes deben entenderse como poseedores de signos dobles. Por ejemplo las últimas 36 horas de escorpio y las primeras 36 horas de sagitario nos darían a una persona de signo doble, dicho enrolamiento deberá sopesar al resto de las aspectaciones, en particular la lunar, para poder realizar una correcta interpretación del signo de base y de la carta asociada.


Nuevas teorías cientificistas

Jamás me cansaré de denunciar las actitudes complacientes de las actuales corrientes astrológicas que, para ser aceptadas por la ciencia moderna del hombre, renuncian a su fuente, las Ciencias Sagradas del Principio Unigénito del Cosmos.

Entre estas teorías hay una que adolece de una bestial atrocidad y es la que incorpora a ese llamado signo Ofiuco. Grave error de nuestros días el pensar que la Verdad debe ser revisada y actualizada. 

Esta teoría dice que debido al devenir histórico de la elíptica de la tierra, esta última pasa por 13 constelaciones y no por 12. Desarrollándose una teoría bastante prolija pero asentada sobre premisas falsas. Este revisionismo no permite abrevar en la fuente original del saber antiguo sino que vulgariza y amputa a la Verdad de fundamento.

A riesgo de ser injusto con dicho saber primigenio debo aclarar que existen dos tipos de energías generadoras de signos: las concretas (que refieren a lo que hemos desarrollado hasta ahora) y las difusas o supra-cósmicas que no son otras que las responsables del llamado treceavo signo. Debo insistir que las energías concretas sólo pueden originar 12 signos ya que hay 12 energías de fundamento, ni 11, ni 13.


Las Energías Supra-cósmicas y el treceavo signo

Los antiguos maestros sabían que existían dos vías de manifestación de estas energías y guardaron este conocimiento sólo para los iniciados de mayor grado. Los babilonios se especializaron en el estudio de estas energías y del treceavo signo, pero al llegar al tiempo de la Roma imperial unos 400 años a.C. fue prohibido dicho saber por considerarlo peligroso. Luego, con la llegada de Nerón al poder, y ya contando con varios años en la clandestinidad (del conocimiento del treceavo signo), el nuevo emperador organizó de manera metódica la eliminación de todo rastro de este signo durante la consabida quema de Roma. 
Los historiadores aseguran que las acciones de Nerón fueron propiciadas por celos al no pertenecer a ese signo. De manera que luego de eliminados los registros de este, comenzó la cacería de aquellos que lo poseían como regente astral, desarrollándose una masacre más dentro de su ya sangriento mandato.
La astrología actual no lo valora en sus cartas pero la contundencia de su existencia se manifiesta a gritos en los trazos del astrólogo iniciado. 
Este signo es el signo de la Araña o “Arácnido”


La Araña

Este signo, el cual nace de las energías supra-cósmicas, no posee un lugar fijo en el arco astral sino que es un signo flotante, de ahí nace el conflicto al momento de  descubrir a los integrantes de esta particular familia.

Para estar comprendido en este signo deben darse alguna o varias de las siguientes condiciones:

- Poseer un ascendente situado entre los últimos grados de tauro y  los primeros de géminis
- Poseer un estelium en el mismo lugar o en su opuesto (últimos grados de escorpio)
- Que la figura “Dedo de Dios” apunte a este lugar (para saber más de esta figura ver nuestro artículo del día 19-06-2015)

En tren de ser precisos, quien posea alguna o varias de estas condiciones pertenece al signo Arácnido pero mantiene el signo concreto (Aries, tauro, etc).


Cualidades del Arácnido.

Suelen ser personas muy perceptivas e intuitivas, es lo que hoy llamarían un psíquico.
Poseen el don de la visión espiritual y extra temporal, algunos antiguos decían que eran magos o hechiceros natos, que naturalmente conocían los ritmos de los creado y sus filiaciones. 
Son personas o criaturas de gran poder y que no necesariamente se sienten inclinados al bien supremo o al bien común, pero los pocos que si se han mantenido fieles al camino de la Luz como su senda vital, han sido grandes benefactores de la creación. Si su inclinación al bien florecía, vivificaba todo su alrededor y si por el contrario se inclinaba al mal, todo era muerte y desolación

Hay muchos mitos sobre quienes han pertenecido a este signo y poca información real sobre ellos. Se conoce que los emperadores romanos fueron en su mayoría de este signo y que los sumos sacerdotes babilónicos, Cretences y Caldeos eran miembros de este selecto grupo. Varios escritores contemporáneos sitúan a varios papas dentro de esta estirpe, entre ellos a Juan Pablo II.


Síntesis

Mucho hay bajo el sol, cerca de las estrellas y lejos de ellas pero sólo hay una Verdad trascendente que todo lo nutre, negarla es negar al principio mismo de la vida y como fue organizada por el mismísimo Creador. Conocer sus caminos nos habla de El Camino pero eso es algo que me supera y es competencia de los Maestros de los últimos días. 


Gabo Abad. Astrólogo y Futurista






Sagitario 2018

Mercurio
Regente año Astral 2018
(20 de marzo 2018 al 20 de marzo del 2019)



Reseña místico-zodiacal: 

Elemento regente: El fuego de las alturas.
Criatura: La Columna de Fuego.
Planeta regente: Júpiter – en el aspecto: Reinante y vencedor.
Cualidad: Mutable (y doble)
Polaridad: masculina (Yang).
Casa regente natural: Casa IX (9)
Casa regente del año: Casa IV (4) y hacia fin del ciclo casa XII (12)
La piedra: la esmeralda (o su hermana más humilde pero igual en potencia, la gema aguamarina).
El metal: estaño
El color: azul (también el índigo y a veces los más influidos por Marte el color morado)


Elementario para el 2018: 

Tierra: 20 %
Agua: 9 %
Fuego: 62 %
Aire: 9 %


Energía para el año: marcadamente Yang (masculina),  equilibrados 1er, 2do y 4to cuadrantes y ausente 3ro.


Haciendo historia:

Sagitario, el centauro Kirón (o Quirón), fue elevado a los Cielos en reconocimiento al mérito, no sólo por sus grandes capacidades como médico, farmacólogo y sabio en general sino por haberse contrapuesto a su naturaleza original: bestial y desenfrenada. Ambas naturalezas perviven en sus descendientes y en los nativos de este signo.




Suelen ser gente agradable, que necesita saberse amada. Son centros de su propio sistema solar.
Escudriñan el mundo con sus penetrantes ojos, ven a la distancia y hacia adentro de sí mismos, ven el pasado y el futuro, aunque a veces no ven lo que está pasando a su lado.

Maestros del estudio y del conocimiento, se transforman en un soporte de algo más grande y amplio que ellos mismos, cuando cuentan con la guía apropiada.
Idealistas quijoteanos, buscadores de justicia y propagadores de placeres. Aman lo creado por sentirse parte de ello, creen ciegamente en la esperanza y abrazan amorosamente a las causas justas (y se sienten abrasados por ellas).
Así como se invierte lo antedicho cuando se vuelven declinantes o se someten a la renuncia; en esos casos los aborda la ira, la lujuria y la gula.


Predicción astrológica anual:

Los centauros cósmicos tienen por casa natural a la novena morada, y el ciclo anterior se afincaron en la contenedora y acuosa casa IV (4) pero terminarán el año en la disociativa casa XII (12).

La casa IV es la morada de la madre primigenia, del origen, es la luna en su aspecto maternal y está construida del material de los sueños. Es la familia, su guarda y protección, es el útero cósmico (no en cuanto a la gestación que es venusina, sino a la criatura ya nacida). Es la herencia en cuanto a historia familiar y personal. Es el inconsciente.

La casa IX es la casa de la revelación, de las Ciencias Sagradas, de lo lejano y de las alturas celestiales. También es morada de los estudios superiores, la filosofía y la religión (también la espiritualidad)
Casa de placeres corporales y espirituales, de la mente abstracta (no de los sueños), de los ideales superiores y de la comprensión.
En su máxima expresión es la Casa del Maestro y de la trasmisión del conocimiento.
En su expresión más degradada alberga a los moradores de las bacanales más mundanas. 

La casa XII (12) es la casa del omega, del fin, de la realización y del destino.
Es morada de la fluidez espiritual, de la naturalidad de lo trascendente
Representa el plano psíquico, la intuición y el inconsciente colectivo. Es la casa del mundo místico.
Se suele asociar a reclusiones prolongadas en el tiempo ya sean fruto de enfermedades crónicas, encierros o retiros.
En sus bajas aspectaciones es la casa del enemigo oculto, de las debilidades y de lo desconocido: propio y ajeno. Cuando éstas son conscientes, surgen los miedos, complejos e inseguridades.
Bien aspectada nos habla de las potencialidades ocultas o desconocidas.

El ciclo pasado los sagitarianos re-iniciaron sus existencias y aún las siguen re-iniciando. 
En la Cuarta Casa, que fue su nodriza, los amamantó la Madre primigenia misma, la luna guio sus sueños para poder rearmarse y seguir adelante.
Mucho de lo que ya no podían hacer, o habían abandonado, fue retomado.

Géminis su opuesto es la expresión vital, Sagitario es el soporte de esa vida, es lo que mantiene fluyendo a la Creación toda. Esa esperanza fue retirada del mundo por un tiempo pero hoy ha vuelto de la mano de la Luna.

Júpiter se une al Sol de la mano del ascendente del año que será el propio Sagitario, todo bajo la casa XII (12) que a partir del amanecer del 22 de noviembre otorgará sentido a todo lo que fue y será. El sagitariano perderá la venda de sus ojos y verá claramente una vez más.
Nunca ha brillado tanto el faro de la confianza y esperanza en la Providencia Divina como en esta época. Sagitario será el catalizador para toda la creación de esta energía.

Mercurio esta vez potenciará este maridaje desde la primera casa en las propias tierras de Sagitario, hoy el astro movilizador dejó atrás al neurótico némesis del centauro, Géminis, para volver al terruño. Géminis será el descendente del año.

La luna y el Punto de fortuna se unen en Tauro en casa VI (6) para protegerlos de la dualidad y de la complejidad inconducente del pensamiento vano.  


Tránsitos: 

Visitantes directos de Sagitario:

Marte: del 26 de enero al 12 de marzo del 2018. Época de gran explosión, poder y riesgos. Moderarse mucho en todo. 

Mercurio: del 5 de noviembre del 2017 al 10 de enero del 2018, del 31 de octubre al 1 de noviembre del 2018 y del 12 de diciembre del 2018 al 4 de enero del 2019. Época de abundancia y justicia. Descollarán en las creaciones artísticas, en el área del conocimiento y en los negocios.

Sol del 22 de noviembre al 20 de diciembre del 2018. Mejoras en lo laboral y en la calidad de vida

Posiciones benéficas: 

Urano desde Aries aportará fuerza y capacidad para vencer obstáculos hasta mediados de mayo, luego estará en estado neutro hasta retomar las buena influencia el 6 de noviembre del 2018. También aportará mucha creatividad.

Posiciones neutras:

Plutón y Saturno desde Capricornio.

Posiciones negativas:

Neptuno desde Piscis complicará lo referente a sospechas. No caer en trampas de la mente.


Especial atención: lunación negativa el 13 de junio, cuidado con accidentes menores y pérdidas por descuidos. Este día, debido a la interacción Sol-Luna, podría traer una desilusión arrasadora. A prepararse…


La Refección cósmica

Antes que nada debo declarar que los sagitarianos no tienen arreglo, son incorregibles, son sagitarianamente sagitarianos y les gusta serlo. Su plenitud reside en descubrirse a sí mismos y ser ellos plenamente. Cosa que comenzó a ocurrir hacia fines del ciclo anterior.

Han vivido un tiempo de florecimiento. Saben que este oasis no será eterno y deben disfrutarlo mientras dure.
Torpemente dieron sus primeros pasos en el año con cuidado de no caerse. Descubrieron que siempre tendrán una mano que los guiará y sostendrá. Mamá Luna guio sus pasos y trajo a sus mentes las memorias de lo que hubieron aprendido y de lo que aún no conocían.
Perdieron mucho el ciclo anterior, y el anterior, pero a diferencia de esos ciclos, todo fue adquiriendo sentido.
Ese sentido del que hablamos se hará pleno luego del 22 de noviembre.

Año movilizador y de mucho trabajo. Incansablemente buscarán concretar obras, cerrar cuestiones pendientes y dar por terminado relaciones nocivas.
Conocerán el límite de sus fuerzas, sufrirán el peso de su cuerpo y el agotamiento. Pero los moverá una fuerza sobrenatural, serán conminados a seguir y seguirán. Saben y presienten que algo cambiará y quieren estar preparados.
La disolutiva casa XII (12) los llama a una nueva conciencia. 

Sienten que todo cobra sentido y que las fichas del juego encajan a la perfección.

Su elementario se encuentra un tanto carente de todo salvo de fuego. Arden con frenesí y pasión. 
Si bien hay algo de tierra, requerirán de aire y agua para poder fluir en este hermoso año que les toca vivir.


La Casa en que se habita y el lugar de trabajo: el claustro natural de este signo, según la arquitectura sagrada (revelada por El Alquimista), es el área de Júpiter, de la salud y la familia, de lo vivo y de lo creado. El castro del año es el mercurial: viajes y personas útiles y serviciales. Un castro dialéctico y dinamizador. 
Este año la rueda celeste les impone centrarse en sí mismos desde otro centro. Por ello, se necesita que refuercen el propio castro de la Salud y la Familia y el terreo centro. Los ángeles que regulan la vida y su salud (dominaciones y principados) los ayudarán.


Extracto del Breviario alquímico-astrológico 
Según la Escuela Mística-Astrológica VMRF 
del Padre de los Cielos






Escorpio 2018

Mercurio
Regente año Astral 2018
(20 de marzo 2018 al 20 de marzo del 2019)



Reseña místico-zodiacal: 
Elemento regente: El agua madura
Criatura: Las aguas subterráneas.
Planeta regente: Marte – en el aspecto: pasional y vengador.
Cualidad: Fijo
Polaridad: femenina (Ying).
Casa regente natural: Casa VIII (8)
Casa regente del año: Comienza el año en casa III (3) y continúa en casa XI (11)
La piedra: el Ónix (en sus variantes más rojas, debe evitarse el color negro).
El metal: hierro
El color: rojo sangre (rojo muy oscuro)


Elementario para el 2018: 

Tierra: 5 %
Agua: 46 %
Fuego: 45 %
Aire: 9 %


Energía para el año: equilibrado, ligeramente Ying (femenina),  abundante 4to cuadrante, escaso 1ro y 2do y ausente 3ro.


Haciendo historia:

Una de las versiones de la historia mítica (ya que hay varias) dice que Orión, el cazador gigante, vio a la diosa Artemisa en el bosque mientras cazaba e intentó violarla. Artemisa en su afán de defenderse convocó a un Escorpión gigante que picó mortalmente a Orión y eso le permitió liberarse. En gratitud por haberla liberado Artemisa lo elevó a los Cielos como la constelación de Escorpio.




Siempre Escorpio ha sido un desafío para los astrólogos, que humildemente intentan interpretarlo y a la vez trazar un recorrido para su horóscopo desde lo astral.

Escorpio es el gran maestro de los venenos, siempre administrados por su enorme aguijón. Este gran aguijón pende sobre sus cabezas. Su pensamiento suele ser la primera víctima de sus punzantes ataques. Curativos en dosis homeopáticas. Prefieren mantener toda situación bajo control a cualquier costo y enloquecen cuando algo se escapa a ese control.

Maestros de lo oculto, lo misterioso y de lo que se considere tabú.
Amantes del poder, de la sexualidad exacerbada y de lo profundo del psiquismo. Poseen una gran capacidad para encontrar lo que es vulnerable en otro, ya sea para curarlo o para destruirlo, se aplique a: una persona, una cosa o una institución. 

Gente maravillosa cuando defiende una causa justa. Poseen una gran capacidad de hacer, siendo este “hacer” siempre de gran calidad. 
Las escorpianas poseen una forma de maternalidad que es activa, firme y enriquecedora siempre. (No soy objetivo con este punto ya que una mano escorpiana mecía mi cuna). Los varones escorpianos no poseen este maravilloso rasgo tan marcado, aunque logran hacer que emerja cuando hacen nupcias con su lado femenino


Predicción astrológica anual:

Tienen por casa natural a la octava morada, y comenzarán este año en la disociativa y aérea casa III (3) para llegar a asentarse en la casa XI (11).

La casa III es una casa dialéctica, móvil y de relaciones interpersonales cercanas (vecinos, familia, compañeros de trabajo etc.). Es una casa racional, curiosa, estudiosa y muy viajera. 

La casa VIII es la casa de la mortalidad, de lo perecedero y de la pérdida. También es morada de la regeneración, la transformación, lo oculto y la sexualidad (no del amor).
Casa de secretos, miedos, deseos profundos no revelados, de clandestinidad y de herencias.

La casa XI (11) es una casa netamente social. Ella contiene: amigos, proyectos comunitarios y el trabajo en equipo.
Es la creatividad expresada en un plano social y de bien común.
Es la morada de los sueños, ideales, utopías y esperanzas grupales. Es la plenificación de lo social.

La tercera casa llevó a nuestros arácnidos amigos a mostrarse (situación potenciada por Mercurio). Escorpio vio y verá su intimidad expuesta, sus más profundos e inconfesables pensamientos fueron revelados. Por momentos se sintió morir. Sufrió castración y frustración, indefenso frente a un mundo que no lo comprende y lo juzga.

Intentó evadirse tomando posiciones pseudo-racionales, pero su lucidez estuvo y estará a flor de piel, ni ellos mismos creyeron sus propias excusas.

Mercurio sigue anidando en las propias tierras y en la tercera casa, con el efecto que ya hemos señalado más arriba. También trajo algo de bonaza económica.

Pero muy por el contrario al año anterior se habrán marchado las cortes de aplaudidores y halagadores, quedando finalmente los verdaderos amigos del alma, la verdadera familia del corazón.
Lamentablemente esto ocurrirá cuando el Sol vuelva a ustedes el 22 de octubre del 2018, el año habrá transcurrido envuelto de una cierta fantasía que puesta en escena lo satisface en su psiquismo pero lo dejará vacío a largo plazo.

La casa 11 viene a remediar esa situación haciendo que vuelvan a girar su mirada a los que los quieren en verdad  y los saben cuidar.
Los escorpianos intentarán picar a cada uno de aquellos que se atrevan a cuestionar esa fantasía en la que estaban inmersos. Tanto se resistirán que podrán vulnerar su salud.
Necesitan dejarse llevar humildemente, ya que tanta agua y fuego han engendrado más veneno del que pueden manejar.


Tránsitos: 

Visitantes directos de Escorpio:

Marte: del 9 de diciembre del 2017 al 25 de enero del 2018. Movilizará lo anquilosado, traerá bienestar físico y económico. Viajes salvajes durante esta estancia marcial.

Júpiter acompaña la bonanza de Escorpio desde el 10 de octubre del 2017 hasta fines de agosto del 2018. Aportará bienestar económico y familiar.

Mercurio: del 10 al 30 de octubre. Gran crecimiento financiero, en especial para empresarios pequeños y medianos. Golpes de suerte que deberán ser aprovechados. 

Sol del 23 de octubre al 21 de noviembre. Profunda concientización del propio ser y de la realidad que lo circunda.

Venus del 9 de septiembre al 22 de octubre y desde el 2 de diciembre del 2018 al 1 de enero del 2019. Lapsos ideales para las nuevas uniones y para el nacimiento de un nuevo amor. 


Posiciones benéficas: 

Marte desde el 17 de marzo al 15 de mayo traerá beneficios en lo laboral.

Saturno en Capricornio a partir del 19 de diciembre de 2017. Largo periodo de bienestar y crecimiento. Cambios fructíferos. Salvo en su conjunción con Plutón como veremos luego.

Neptuno apoyará a escorpio todo el año. Época de Gran inspiración.


Posiciones neutras:

Urano se mantendrá neutro desde Aries hasta el 14 de mayo.

Posiciones negativas:

Saturno y Plutón se unirán para generar algunos problemas de salud, estén atentos todo el año.
Urano del 15 de mayo al 5 de noviembre traerá problemas por falta de tacto en el decir. Recuerden tener especial cuidado ya que su aguijón (o sea su lengua) está cargado de veneno.

Especial atención: lunación negativa el 15 de mayo, cuidado con las traiciones y los engaños. Cuiden su salud psíquica. 


La Refección cósmica

Aterrados ante la posibilidad de que caiga la ilusión, se defenderán con sus aguijones cargados de veneno. Todos temen a una naturaleza violenta pero hay quienes en su piedad se acercan igual (como la fábula del escorpión y la tortuga). Esos que permanecen son los faros que deben seguir en estos tiempos. 

No teman que quien estuvo en las malas permanecerá pase lo que pase. No permitan que su interior sea arrollado, pero tampoco arrollen a quien los juzgue justa o injustamente. 

Su elementario se encuentra un tanto carente de tierra y la necesitarán de una buena calidad para así poder arraigar en ella y seguir adelante a paso firme. La calidad de tierra fértil debe ser la de un buen humus, ese que conduce inevitablemente a la humildad.
De la tierra que hablamos es de esa tierra que fue abonada con la enseñanza y el esfuerzo, con la Palabra Sagrada y la multiplicidad de todo lo creado.
Necesitarán tanta tierra como veneno hayan generado, para que sea absorbido y contenido todo, hasta la última gota.


La Casa en que se habita y el lugar de trabajo: el claustro natural de este signo, según la arquitectura sagrada (revelada por El Alquimista), es el área de Marte, del yo trascendente, del uno indiviso. El castro del año es el mercurial: viajes y personas útiles y serviciales. Un castro dialéctico y dinamizador.
Para equilibrar esta situación el castro que se debería desarrollar y reforzar es el del centro, principio de ese “uno”. La Tierra Madre, la Tierra Santa, El Descanso del Cielo. Para ceder a la Verdad en todas sus formas y renacer en la sublimación del Uno con el Todo.
Siempre contarán con la protección del Ángel Humilde y de un principado que los guiará por esta tierra que tanto necesitan.


Extracto del Breviario alquímico-astrológico 
Según la Escuela Mística-Astrológica VMRF
 del Padre de los Cielos






Libra 2018

Mercurio
Regente año Astral 2018
(20 de marzo 2018 al 20 de marzo del 2019)


Reseña místico-zodiacal: 

Elemento regente: El aire de ascenso
Criatura: El vapor.
Planeta regente: Venus – en el aspecto: social y vincular.
Cualidad: Cardinal (y doble)
Polaridad: masculina (Yang).
Casa regente natural: Casa VII (7)
Casa regente del año: Casa VII (7) y hacia fines del año casa IV (4)
La piedra: Cornalina (en sus variantes más traslúcidas pero siempre manteniendo su color de base rojo, nunca la sarda que vira al marrón o al pardo).
El metal: cobre
El color: verde-azulado o azul verdoso (ambas naturalezas, la verde y la azul).


Elementario para el 2018: 

Tierra: 20 %
Agua: 35 %
Fuego: 0 %
Aire: 45 %


Energía para el año: equilibrado, ligeramente Ying (femenina),  predominantemente 2er cuadrante, escasos 3ro y 4to, primero ausente.


Haciendo historia:

Para la mitología griega, la constelación de Libra se origina con la balanza que llevaba en la Mano la diosa Astrea, una titánide, hija de Zeus y Temis (Para mayor información sobre esta diosa ver nuestro artículo sobre Virgo 2018). 
La balanza de Astrea adquirió identidad propia al ganar el rango de criatura inteligente y pasar a regular el equilibrio en los Cielos. Es la balanza de la justicia a quien apelaban los dioses cuando necesitaban dirimir un conflicto. De ahí que siempre estaba sopesando algo que la desequilibraba, sólo el vacío le daba equilibrio original a sus platillos.




Predicción astrológica anual:

Libra tiene por casa natural a la séptima morada donde se afincaron el anterior ciclo. 
Los librianos se quedaron con ellos mismos durante todo el 2017, viendo al mundo pasar. Pero este año los espera la Casa IV (4).

La casa VII (7) es la casa de las asociaciones (casa del matrimonio, de las sociedades y de todo tipo de uniones materiales y espirituales). Asimismo es la casa de las separaciones y de las disoluciones. Casa diferenciadora, es una casa que se contrapone al “Yo Soy”, más bien se identifica con el “Tu Eres”.
Las personas y en especial las instituciones nacidas bajo esta casa y este signo, agrupan y nuclean, pero a la vez polarizan. Cuando el “Tu Eres” no se espeja en el “Yo Soy” dando un lugar preponderante al “Nosotros Somos”, la crisis y la ruptura es inminente.

La casa IV es la morada de la madre primigenia, la del origen, es la luna en su aspecto maternal y está construida del material de los sueños. Es la familia, su guarda y protección, es el útero cósmico (no en cuanto a la gestación sino a la criatura ya nacida). Es la herencia en cuanto a historia familiar y personal. Es el inconsciente.


Lo que a Virgo beneficia, a Libra lo asfixia. Ambos signos comenzaron en sus castros naturales el 2018, pero sólo tendrán en común la necesidad de purificación en psique, cuerpo y alma.

Libra clamará por alguien que patee el avispero para lograr algo de emoción y sentirse vivo. El mundo lo anestesia. 

En el 2017 Mercurio anidó en Virgo y en la casa VII (7), fue una época de relaciones un tanto superfluas, ya que los librianos se mimetizan para sociabilizar y ser aceptados, por ello no pudieron ahondar en las relaciones. Fue un año de fluctuaciones afectivas.

El 22 de septiembre de 2018 se mudan a la casa IV (4) donde la vuelta al terruño se impone.
Tanto el ámbito familiar del que se viene como el que se ha creado, funcionará como la pastura ideal para las balanzas cósmicas. Menos reclamos a mamá y más escucha al hijo o hija. Esos hijos pueden ser: humanos, animales, plantas y/u obras. Necesitarán permanecer en su Casa, si es la natal mejor.
La Madre primigenia los cobijará y será su Todo. 

Mercurio en un año mercurial hace nupcias en una conjunción con el Sol virginiano. Época de eficiencia, eficacia y gran lucidez mental. El Sol ampara con sus rayos de justicia la causa de Libra, llenándolos de potencia puesta en acción por Mercurio.

La oposición de Quirón a este maridaje nos lleva a pensar en padres o superiores laborales un tanto infantiles o adolescentes que intentan imprimirles el propio deseo de realización que ellos han visto frustrado.
Esta oposición los vuelve un tanto sarcásticos, irrespetuosos o tal vez maliciosos en el decir, relatan los hechos fielmente pero de manera intencionada casi despectiva. Cuídense de esta aspectación ya que puede desencadenar sus peores pesadillas.

Con la Luna en Casa X (10) será difícil engañarlos, pero no hay que abusar de ese sexto sentido ya que se puede caer en la trampa de la confianza excesiva.

Con el punto de fortuna en la Casa VII (7) en Sagitario vivirán una época de tonta felicidad al mejor estilo del centauro. La alegría se verá potenciada cuando el Sol los lleve a la cuarta casa, donde sus sueños comenzarán a verse realizados. 
Libra encontrará un lugar de pertenencia donde su “Tu eres” se manifestará radiantemente. Dejando el ego de lado verán lo mejor de sí mismos dándose felizmente a otros, logrando desinteresadamente el mayor lucimiento de sus cualidades.
Es la época para la que se prepararon toda su vida y para la cual atesoraron sus virtudes y capacidades.

Deberán ser tolerantes con los otros y con sus defectos, no critiquen ni menosprecien. Busquen contener y aceptar para descubrir al otro en sí mismos.


   
Tránsitos: 

Visitantes directos de Libra:
Mercurio: del 23 de septiembre al 9 de octubre. Época de bonaza económica, viajes y prosperidad.  
Sol del 23 de septiembre al 22 de octubre. Época de beneficios en: salud, trabajo y economía personal.
Venus del 6 de agosto al 8 de septiembre y del 31 de octubre al 1 de diciembre. Mucha seducción. Renacer de vínculos afectivos y de pareja en especial. 


Posiciones benéficas: 
Neptuno desde piscis apoyará a libra todo el año. 
Júpiter acompañará la bonanza de libra desde noviembre hasta fin de año.

Posiciones negativas:
Marte y Saturno se unen entre el 17 de marzo y el 15 de mayo. Momentos adversos.
Urano complicará la tendencia de este año de Libra al libertinaje y los excesos, a las relaciones peligrosas y a las situaciones problemáticas que impliquen a terceros. Efecto que durará hasta el 15 de mayo del 2018.
Plutón amplificará las discusiones por cuestiones ideológicas, sobre todo las que involucren lo político partidario. Su mala aspectación será menos poderosa que el año anterior


Posiciones neutras:
Neptuno permanecerá neutral desde Piscis.

Especial atención: lunación negativa el 16 de abril, hay un gran riesgo de que sea traicionado y caiga en disputas y controversias.


La Refección cósmica
Los librianos han salido de su zona de confort para crecer y lucirse ante su entorno. Pero requerirán de fuego (ausente en su elementario), fuego al hacer, al obrar y al amar.

Cuiden que ese preciado fuego no se les escape por la lengua transformándose así en puro veneno.

El amor genera la pasión que anidará en vuestros corazones templándolos con ese fuego propio del alma que ha hallado su lugar en Él. Ese Él trascendente que no pide nada a cambio tan sólo un lugar en vuestro corazón.


La Casa en que se habita y el lugar de trabajo: el claustro natural de este signo, según la arquitectura sagrada (revelada por El Alquimista), es el área de la venusina pasión, del amor pero matizada con bienestar y familia. El castro del año es el mercurial: viajes y personas útiles y serviciales. Un castro dialéctico y dinamizador.
Para equilibrar esta situación el castro que se debería desarrollar y reforzar es el venusino del amor y de la pareja. Siempre ígneo y guardado por nuestros amados querubines, que les otorgarán (si lo saben pedir) el arte de llenar vuestras vidas de fuego y de amor. Recuerden Pasión y lujuria no son sinónimos. No mendiguen amor sólo déjense fluir en la amorosa compasión de aquel quien los creó y de “La Todo” que siempre los ampara.


Extracto del Breviario alquímico-astrológico 
Según la Escuela Mística-Astrológica VMRF 
del Padre de los Cielos